No sé cómo empezó todo. No sé en qué momento decidí hacer una previa de un Campeonato de Europa de wakeboard, un deporte que ni sabía que existía. Dice Ani que ella lo sabe, aunque aún no fuera la quinta 4sports. Que no tendríamos nada y veríamos en el calendario que había ese Europeo. Es más que probable que sea cierto. Pero de lo que sí me acuerdo es de llamar a Israel a un tal Iñaki del que escribí mal su apellido (nunca había escuchado el Anitua) para hacer la previa. Días después, volvió a escribirme. Telma, la benjamina del equipo, había ganado dos medallas de plata.

Lo siguiente que recuerdo es que Xavi Cester puso el manos libres en el coche, para que pudiese entrevistarla. En realidad, la entrevista fue a Xavi, Telma respondía con monosílabos. ¡Si es que era una enana de 11 añitos! Pero sentí una ternura infinita al escucharla, era una monada. Tras aquella llamada pensé: “Algún día, pequeña, seremos amigas”. Así nació “la pequeña Telma”, campeona del Mundo junior, subcampeona de Europa absoluta y junior, y cuarta del Mundo absoluta. Un año después llegó una de las semanas más especiales de mi vida.

Qué bonito es releer aquella previa y ver que también escribí sus nombres: Gala Heras, Quique Cornejo, Alec Mur, Raúl López y Julia Castro. Qué bonito ha sido vivir una semana con ellos, con la pequeña Telma, con Iñaki y con Xavi, con Mónica, en El Gouna (Egipto), en el Campeonato de Europa.

Gala no lo sabe, pero cuando me dijo que era del 2000 la quise aún más. 17 años, pero cuando está en el cable vuelve a ser niña. Es lo que hace Telma, aunque ella no sea consciente. Hace que todos los de su alrededor saquen lo mejor que tienen dentro. Lo hacen por ella, para hacerla reír, para que la peque esté entretenida. Lo hacen… porque lo tienen dentro.

Quique en casa es hermano pequeño, pero en el wake es hermano mayor. El que todos querrían tener, al que Raúl querría parecerse (“tiene mucho estilo”). Se mete con ellos, pero que nadie les toque. Eso solo lo puede hacer él, como hermano mayor que es. Gala sería la hermana mayor. El ejemplo a seguir. Dentro del agua es concentración y perfección, fuera de ella es un terremoto. Sabe divertirse, se ríe hasta de sus cambios de humor cada cinco minutos, algo que Telma tiene dominado. La pequeñas es su peluche, al que incordiar y cuidar al mismo tiempo. Es la que más pendiente está de mantener a la familia unida, de que todos estén al lado del que compite.

Alec completa el trío de 17 años. Con Quique y Gala, se cuidan los tres, pero siempre pendientes de Raúl y Telma. Dicen que es muy gracioso cuando se enfada, aunque en siete días solo tuvo un amago. Es atento, inquieto, pregunta, le gusta aprender. Raúl, con 14 años, va detrás de uno y otro. Es un terremoto que sueña con ser el más grande. Adora el wake y ver a los mayores, a los que contempla mientras piensa qué va a entrenar para mejorar el año que viene. Sigue siendo un niño pero, sobre todo, es bueno, no tiene maldad.

Son los cinco del OCP (Olympic Cable Park) de Castelldefels, a donde obviamente voy a ir en mi próxima visita a Barcelona. Julia completa el SpanishWakeTeam. Su compromiso con el mundo del wake le ha llevado a encargarse de sus redes sociales (comunicación y lo que haga falta) y le faltan horas en el día. Pero el crecimiento ha sido espectacular. Ojalá arriba sepan verlo. Con los seis riders, con Iñaki, con Xavi y con Mónica he pasado una semana de verano a finales de noviembre. Gracias familia, os habéis llevado un trocito de mi corazón.

Anuncios